Protección

Protección

 

Protección

© UNICEF/Gua/NairBenedicto

En materia de reforma legal el país ya cuenta con un marco jurídico mínimo que crea la institucionalidad para articular un sistema de protección especial orientado a promover acciones para el cese de las amenazas a los derechos de la niñez y la restitución de aquellos derechos que les han sido violados, así como el establecimiento de un sistema de justicia penal juvenil.

La aprobación y vigencia de la Ley de Protección Integral de la Niñez y la Adolescencia (2003); la Ley de Adopciones y la ratificación del Convenio de La Haya en materia de Adopciones Internacionales (2007); y, la Ley Contra la Violencia Sexual, Explotación y Trata de Personas (2009), constituye un avance en el reconocimiento de los derechos de la niñez y la creación de mecanismos institucionales para hacerlos efectivos.

Los principales desafíos nacionales en materia de protección de la infancia son reducir los altos niveles de impunidad en los crímenes que se cometen contra la niñez y adolescencia, así como crear programas de atención y seguimiento especializado para la niñez víctima de violencia; y articular el Sistema de Protección Especial de la Niñez a nivel nacional, departamental y municipal.

© UNICEF/Gua07/Laboratorio de Medios

UNICEF y sus aliados orientarán sus esfuerzos durante los próximos cuatro años (2010-2014) para que los niños, las niñas y los adolescentes puedan acogerse a programas de prevención y tratamiento para víctimas de violencia; que todos los niños y las niñas esté protegidos por un sistema de adopción que les garantice el derecho a tener una familia; que se disponga de un sistema judicial especializado de calidad; que tengan acceso a un sistema de protección integral; que los municipios hagan un seguimiento del bienestar de los niños y adolescentes; y que ejecuten programas que garanticen sus derechos, concentrando sus esfuerzos en los 130 municipios que muestran los peores indicadores sociales y que tienen altos porcentajes de población indígena rural y pobre.

 

 
Search:

 Email this article

unite for children