Etiopía

Lo último

Actualidad

Llamamientos de financiamiento y actividades humanitarias

Estadísticas

Contáctenos


Países en esta región

Todos los países

Página principal


 

UNICEF realiza un llamamiento para que se incrementen las actividades de socorro ante la grave sequía que amenaza a Etiopía

Imagen del UNICEF
© UNICEF Ethiopia/2005/Heavens
En la unidad de tratamiento terapéutico del Hospital Gode, que recibe apoyo de UNICEF, Ayan Abdi (izq.) sostiene en brazos a su hija Asma, mientras su otra hija, Fatuma, de 13 años de edad, sostiene a Niman, mellizo de Asma, que se encuentra gravemente desnutrido.

Por Andrew Heavens

GODE, Etiopía, 26 de enero de 2006 – Dos criaturas de muy corta edad descansan en los brazos de su madre y su hermana mayor en el Hospital Gode, que se encuentra cerca de los confines meridionales de Etiopía, la región somalí de ese país, que sufre los efectos de la sequía. A primera vista, resulta imposible saber que se trata de mellizos.

Aunque Asma es pequeña para su edad, gorjea como cualquier bebé de dos meses. Su hermano Niman, en cambio, no hace ningún ruido y permanece inmóvil, con la mirada en blanco y la piel estirada sobre su rostro demacrado y su cuerpo encogido.

La amenaza de una grave sequía

Niman forma parte del creciente número de bebés que están llegando a la unidad de tratamiento terapéutico del Hospital, que recibe apoyo de UNICEF, como consecuencia de la grave sequía que asola la región debido a la falta de lluvias durante los últimos dos años.

La madre de los mellizos, Ayan Abdi, recorrió más de 200 km desde el reseco distrito de Imay Oriental, en la región somalí del país, para que los niños recibieran leche terapéutica, que podría salvarles la vida.

Imagen del UNICEF
© UNICEF Ethiopia/2005/Heavens
Fatuma, de 13 años de edad, sostiene a su hermanito Niman, gravemente desnutrido, en la unidad de tratamiento terapéutico del Hospital Gode, en la región somalí de Etiopía, que sufre una intensa sequía.

Niman corre más peligro que su hermana debido a que la madre está tan débil que sólo produce leche suficiente para uno de los dos mellizos. Siguiendo las tradiciones locales, la mujer amamanta principalmente a la niña, que nació primero.

"La última vez que no llovió perdí un hijo", explica Ayan, que se sienta en una colchoneta en el abarrotado pabellón del hospital que ocupa con otras 12 madres y sus hijos. "Y ahora está sucediendo lo mismo".

Se calcula que la más reciente sequía importante en la región somalí, ocurrida en 2000, causó la muerte de unas 98.000 personas. Pero en esta ocasión, sin embargo, hay esperanzas de que se podría evitar un similar desastre generalizado.

UNICEF pide que aumenten las actividades de socorro

UNICEF ha realizado un llamamiento a los donantes para que aporten 14,7 millones de dólares estadounidenses, que se emplearían para prestar socorro a los pobladores afectados por la sequía, que no se limita a Etiopía, sino que se extiende a Kenya y Somalia. Del total solicitado, 7 millones de dólares estarían destinados a Etiopía.

"Este es el inicio de una sequía que podría convertirse en una catástrofe humanitaria en gran escala", explica Björn Ljungqvist, Representantes de UNICEF en Etiopía.

"UNICEF, el Gobierno y otros aliados ya han puesto en marcha una amplia gama de respuestas a la situación emergencia, que abarca desde el transporte de agua en camiones cisterna a las zonas más afectadas hasta la financiación de equipos móviles de atención de la salud que cuentan con todos los elementos necesarios para llevar a cabo sus tareas. Con el llamamiento que hemos realizado hay posibilidades reales de obtener resultados positivos. Hemos dado la alarma a tiempo, pero si no recibimos el apoyo que necesitamos, las consecuencias podrían ser catastróficas. Como suele ocurrir, los niños y las mujeres sufrirán los efectos más graves del desastre".

Imagen del UNICEF
© UNICEF Ethiopia/2005/Heavens
Uno de los cientos de esqueletos de ganado en los alrededores de Denan, una aldea de la región somalí de Etiopía, asolada por la sequía.

Las deficiencias en materia de alimentación, atención de la salud, nutrición y otros cuidados pondrá en peligro la subsistencia de más de 1,75 millones de etíopes. Más de 737.000 pobladores necesitan con carácter urgente que se les suministre agua.

En estos momentos, más de 56.000 niños y niñas menores de cinco años están amenazados por la desnutrición en las regiones somalí y oromiya, en Etiopía meridional. Ese número aumentará a medida que se agrave la sequía.

UNICEF pone en marcha la respuesta de emergencia

La Oficina de UNICEF en Etiopía ya ha puesto en marcha una serie de respuestas de emergencia financiadas en parte por una donación inicial del gobierno de Noruega. Entre esas actividades iniciales de socorro figuran el transporte de agua por medio de camiones cisterna para los 76.000 pobladores más afectados; la asignación de fondos para una evaluación pormenorizada de la situación de la región en materia de nutrición, y el apoyo a 16 equipos móviles de atención de la salud que prestarán servicios a unas 410.000 personas.

UNICEF también está poniendo en marcha una campaña contra el sarampión mediante la cual se prestará servicio a más de 750.000 niños y niñas menores de cinco años. Y existen planes orientados a reactivar 20 pozos de sondeo con el fin de garantizar que las labores de suministro de agua tengan efectos a largo plazo.


 

 

Vídeo (en inglés)

26 de enero de 2006:
Sabine Dolan, corresponsal de UNICEF, informa sobre la grave sequía que afecta la región meridional de Etiopía.

Anchura de banda
baja | alta
(Real player)

Periodistas:
Obtengan vídeo de calidad profesional en The Newsmarket

Búsqueda