Vidas reales

Historias de vida

 

Derecho a un nombre y nacionalidad

© UNICEF Ecuador 2007/Larrea
Don Domingo está orgulloso de haber ayudado a cedular a su familia

CON LA CÉDULA, MI NIETO YA ES CIUDADANO ECUATORIANO

Una familia de tres generaciones caminó seis días, desde la frontera con el Perú, para obtenerla

Por Edwin Madrid
Don Domingo Sombra Yamachi, de 53 años, llega con su hija y su nieto.  Viene caminando desde el Centro Kapitian que está muy al sur, cerca de la frontera con el Perú. Han llegado los tres a Tuutinentsa, donde está esta semana la brigada móvil del Registro Civil. Esta familia de tres generaciones caminó seis días para sacar los documentos, que considera un bien para poder sufragar  y hacer otros trámites más.  Agradece al gobierno actual, porque por primera vez ha visto esta campaña para la cedulación.

Don Domingo está muy contento de ser de Kapitian, porque allí tienen una escuelita donde estudian sus hijos.  No le importa la lejanía porque se siente muy ecuatoriano y por eso tampoco le importa haber caminado seis días, pues ya tiene su documento. Mientras dice esto, su nieto, que está en brazos de su hija, juega con su cédula de identidad como si festejara la obtención del documento gracias a su abuelo. Ahora que legalmente tiene un nombre y es ecuatoriano, no tendrá problema para acceder él también a la escuela.

Para venir desde su comunidad, don Domingo, su hija y su nieto, esperaron bastante tiempo en el puerto del río, pero no había botes. Entonces decidieron sacrificarse caminando a través de la selva.  Cuando llegaba la noche, buscaban unas hojitas para protegerse de la lluvia, y apenas aclaraba, reanudaban el camino. 

Don Domingo Sombra, con los documentos de la familia en regla, está muy feliz.  Dice que si él no hacía esto, este viaje y este esfuerzo, su hija y su nieto no eran unas personas o ciudadanos ecuatorianos, pues hoy han sacado la cédula por primera vez.

El Programa Nacional de Registro y Cedulación llega con brigadas móviles a los lugares más alejados del país, para que se cumpla el derecho de todo niño y niña ecuatoriano a estar inscrito.  Gracias al satélite y a equipos de generación de electricidad, las brigadas entregan gratuitamente las partidas de nacimiento y cédulas a las personas que nunca fueron inscritas. En este esfuerzo intervienen la Vicepresidencia de la República, CNNA, CONAMU, INNFA, ACNUR, Ministerios de Bienestar Social y Educación, Registro Civil, ECORAE, Secretaría Técnica del Ministerio de Coordinación de Desarrollo Social, Plan Binacional, República de Finlandia y UNICEF.

 

 
unite for children