Vidas reales

Historias de vida

 

A la Junta Protectora de Derechos de la Niñez

Dentro de una funda plástica Estuardo lleva franelas para vender a los automovilistas mientras la luz roja del semáforo los detiene en una esquina de una arteria de la ciudad. Tiene 9 años. Son las 10:30 de la mañana y solo ha vendido una franela.

Se sienta en la vereda y por un segundo imagina su escuela, recorre el aula y se detiene en el mapa de las islas Galápagos. Cuando su padre se fue para España en busca de trabajo, Estuardo tuvo que abandonar sus estudios para trabajar las mañanas y llevar algún dinero a su casa. 

Un vecino lo encuentra, se acerca y le pregunta qué hace allí sentado. El niño le cuenta lo que ha pasado en su familia. El vecino lo toma de la mano y lo lleva a la Junta de Protección de Derechos de la Niñez.

 

 
unite for children