Emergencias

El derecho a la Educación en situaciones de emergencia o desastres

Lluvias causan inundaciones y víctimas en la costa ecuatoriana

Apoyo a niñez afectada por el volcán Tungurahua

 

El derecho a la Educación en situaciones de emergencia o desastres

En emergencia, la educación es una necesidad porque: Brinda en la niñez y en la población afectada, una sensación de restablecimiento de la vida en comunidad.
© UNICEF/ECU2008-6769/Aviles

La educación es un derecho humano y un derecho de la niñez, que permite el completo ejercicio y disfrute de los demás derechos. La educación protege el bienestar, promueve las oportunidades de aprendizaje e impulsa el desarrollo emocional, cognitivo y físico de los niños, niñas y adolescentes.

Los estados tienen la obligación principal de asegurar, respetar, proteger y satisfacer el derecho a la educación, aún en condiociones de emergencia. Cuando, por una emergencia las capacidades y recursos del estado se ven limitados y no es posible cumplir con esta responsabilidad, la comunidad internacional en el marco de sus compromiso legales para responder a las necesidades integrales de las personas debe incluir la asistencia educativa como parte de la ayuda humanitaria.

En emergencia, la educación es una necesidad porque:

  • Hace posible la protección física, psicosocial y cognitiva que puede salvar y mantener vidas.
  • Ofrece estabilidad y esperanza en el futuro en tiempos de crisis en especial a los niños, niñas y jovenes.
  • Suministra elementos básicos para la estabilidad económica futura.
  • Brinda en la niñez y en la población afectada, una sensación de restablecimiento de la vida en comunidad.
  • Posibilita el proceso de recuperación emocional de los eventos traumáticos producidos por la emeregncia.

Durante una emergencia, en el sector educativo se debe asegurar:

  • El acceso a un aprendizaje y educación de calidad para todos los niños y niñas de las comunidades afectadas, con énfasis en las necesidades de las niñas, cuyas particularidades suelen invisibilizarse o dejarse de lado.
  • Que las escuelas provean un ambiente seguro y protector para la niñez.
  • Que sólo en última instancia, se utilicen las escuelas como albergues.

El compromiso con los menores directa o indirectamente afectados, incluye también que al momento de reanudar la actividad escolar existan:

  • Facilidades paar el acceso a clases.
  • Docentes disponibles
  • Reestablecinemiento de programas sociales ( nutrición, salud aguas, etc.)
  • estraegias paar evitar que eventuales cosotos adicionales impidan el reestablecimiento de la actividad escolar.
  • Meteriales y equipamiento que faciliten la calidad de la educación.

 

 

 

 

 

 

INICIATIVA 1 MILLON DE ESCUELAS Y HOSPITALES MÁS SEGUROS


Para conocer más, haga click aquí.


unite for children