Educación y Desarrollo Infantil

El derecho a la educación y un buen comienzo en la escuela

Programa de mejoramiento a las escuelas unidocentes

Proyecto de Planes de Inclusión y Permanencia en la escuela

EIBAMAZ une a las regiones amazónicas de Ecuador, Perú y Bolivia en la educación

Vigilancia ciudadana: el Contrato Social por la Educación

 

Proyecto de Planes de Inclusión y Permanencia en la escuela

Planes de Inclusión y Permanencia en la escuela paras las niñas y niños que están fuera del sistema escolar
© UNICEF/ECU2007-2965/Saltos

LAS NIÑAS Y NIÑOS VAN A LA ESCUELA GRACIAS A LOS PLANES DE INCLUSIÓN

Junto con el Ministerio de Educación, el Vicariato Apostólico de Esmeraldas, el Municipio del cantón  y UNICEF, se han reabierto 57 escuelas cerradas por falta de maestras y maestros, en las cuencas de los ríos  Santiago, Cayapas y Ónzole gracias a planes de inclusión que se traducen en acciones tangibles hacia el cumplimiento de los derechos de los niños y niñas a la educación.

Los planes de inclusión se plantean como resultado la formación de  maestros y maestras que vivien en las comunidades y que el derecho a la educación se cumpla para absolutamente todas las niñas, niños y adolescentes de la zona. 38 maestras y maestros de estas zonas se reunieron en Borbón, con el propósito de incorporar nuevos mecanismos y metodologías de planificación, la cual requiere de una activa participación y actoría por parte de los educadores a fin de incluir a todas las niñas y niños de sus zonas en las aulas y que ninguno de ellos se quede sin ir a la escuela durante el nuevo año lectivo.

El resultado de esta actividad implica que cada uno de los docentes construya su propio plan. En esta construcción participan también las madres y padres de sus alumnos, quienes pueden conocer a alguna familia cuyos hijos no estén inscritos en la escuela. Los padres y madres también dan sus opiniones sobre cómo debería utilizar el maestro los recursos que envía el Ministerio de Educación para el año lectivo que empieza. En el caso de que alguna niña, niño o adolescente no asista a la escuela, el maestro debe informar al supervisor de la zona, y luego hablar con la familia para que el niño, niña o adolescente vaya (o regrese) a la escuela. Si esto no tiene resultados, intervendrá el equipo educativo, y si persiste el problema, se pedirá al Teniente Político que hable con la familia.

La siguiente instancia es el Juez de la Niñez y Adolescencia, pero hasta la fecha solo se ha tenido que acudir al Juez una vez, porque las familias han comprendido que sus hijos tienen derecho a recibir una educación que les abra más caminos y les enseñe a preocuparse por su comunidad. El programa se encarga también de organizar talleres sobre los temas en que los maestros necesitan actualizarse por lo que en esta ocasión además se abordaron algunos temas como los derechos, valores y el manejo de herramientas educativas. Esta estrategia abarca mucho más. Hay 61 maestras y maestros en proceso de formación de los cuales 20 ya han culminado sus estudios y recibirán su nombramiento.

La implementación de los planes de inclusión y permanencia en educación básica, comenzó hace siete años y ha logrado que durante 2010 el 99% de niñas, niños y adolescentes, un total de 3.227, de la zona hayan cumplido su derecho a la educación. Este logro ha sido posible gracias a la participación de toda la comunidad a favor de la educación. Esta propuesta elaborada es monitoreada por el proyecto de inclusión escolar del Ministerio de Educación, el Vicariato Apostólico de Esmeraldas, el Municipio y UNICEF.

 

 

 

 

Mapa de las escuelas en Ecuador que se apoya con este programa


unite for children