Centro de Prensa

Noticias Recientes

Noticias 2014

Noticias 2013

Noticias 2012

Noticias 2011

Noticias 2010

Noticias 2009

Noticias 2008

Información de Contacto

 

Reflexión para poner fin a las uniones de niñas con adultos

Primer Día Internacional de la Niña

Naciones Unidas reflexiona  este 11 octubre sobre el impacto negativo que tienen las uniones de niñas con adultos en el desarrollo integral de la niñez y la adolescencia

San José, 11 de octubre de 2012.  Poco más de 8 niñas y adolescentes de cada 1.000, con edades entre los 12 y 14 años se reportaron en algún tipo de unión, según datos del Censo de Población del 2011 en Costa Rica. Aproximadamente 112 de cada mil entre 12 y 19 años reportó encontrase en una relación de este tipo. Además, casi 20 de cada 1000 mujeres entre los 15 y los 19 años se registraron como casadas.

Estas son parte de las estadísticas dadas a conocer en el Museo de los Niños, en la conmemoración del primer Día Internacional de la Niña, una fecha  que la Organización de las Naciones Unidas impulsa para responder a las desigualdades de género entre niños y niñas, así como reconocer  los progresos realizados en la promoción de los derechos de las niñas.

Este primer año, la reflexión se centra en la prevención de los matrimonios infantiles o  uniones tempranas de una niña con un adulto. Esta práctica pone en peligro los derechos de las niñas a la educación formal,  la salud sexual y reproductiva,  la movilidad social, y a vivir libres de violencia.

A nivel mundial, UNICEF estima  que 70 millones de mujeres jóvenes entre 20 y 24 años – una de cada tres-  se casaron siendo niñas. De ellas 23 millones, antes de cumplir 15 años. Poner fin al matrimonio infantil y a las uniones de niñas con adultos, promueve la educación de la niña, reduce su riesgo a la violencia, el abuso, la enfermedad o la muerte. También detiene la transmisión de la pobreza entre generaciones. 

El Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA) y del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) generan información sobre niñas y adolescentes  para promover la reflexión y las respuestas  a partir de los datos del Censo 2011 (ver hoja informativa adjunta). En la actividad informativa, también  participan  el  Instituto Nacional de las Mujeres (INAMU), el Consejo de la Persona Joven (CPJ y la Defensoría  de los Habitantes.

“Las uniones tempranas son una violación de derechos humanos, común en docenas de países de todo el mundo, incluso donde es prohibido por ley. Las niñas no deciden sobre la fecha del matrimonio ni la elección del cónyuge. Esto marca un inicio brusco y violento en las relaciones sexuales, a menudo con un marido que es un adulto considerablemente mayor y relativamente un extraño”, explicó Patricia Salgado, Representante Auxiliar del UNFPA en Costa Rica.

En Costa Rica, desde la década anterior, hay legislación que impide el matrimonio en personas menores de 15 años, sin embargo, los datos muestran que esto ha sido insuficiente para proteger a las niñas y adolescentes de relaciones abusivas que impiden su desarrollo integral.                                   
Según datos del Censo 2011,  aún se reportan uniones de las adolescentes entre 15 y 17 años. Incluso, existen uniones de personas menores de 15 años  que bajo la legislación actual son inaceptables.

Embarazo adolescente

Dada la vulnerabilidad a la pobreza, en   Latinoamérica  la maternidad temprana  resulta como una opción de vida para muchas niñas y adolescentes. Se esconde  la reproducción de un modelo efectivo  de los patrones de exclusión y la persistencia de la pobreza.

En Costa Rica, prácticamente uno de cada cinco embarazos  (19,25%) proviene   de una adolescente de menos de 19 años. De esos embarazos, 476 nacimientos fueron en niñas menores de 15 años según datos del INEC del 2011. Esta realidad exige fortalecer el enfoque de las políticas públicas para que las adolescentes madres se queden en la educación formal, se impulsen programas preventivos  y se generaren oportunidades para la vida más allá de la maternidad.   

 

 
Search:

 Envíe este artículo por correo electrónico

unite for children