Centro de Prensa

Noticias Recientes

Noticias 2014

Noticias 2013

Noticias 2012

Noticias 2011

Noticias 2010

Noticias 2009

Noticias 2008

Información de Contacto

 

El Código de la Niñez y Adolescencia: Un Compromiso Inacabado

San José, Costa Rica 6 de Febrero- Este día, conmemoramos la entrada en vigencia del Código de la Niñez y Adolescencia, versión nacional de la Convención sobre los Derechos del Niño, la más aceptada del mundo. A lo largo del camino que inició en 1990 con la aprobación y ratificación de la Convención, UNICEF quiere recordar el recorrido en la reivindicación, defensa y garantía de los derechos de la niñez y la adolescencia. Esto nos conduce a reafirmar los compromisos adquiridos por la sociedad, la familia y las organizaciones e instituciones estatales con la población menor de edad.

La ratificación de la Convención nos exige adecuar y armonizar la legislación a efectos de garantizar el respeto y cumplimiento de los derechos de la niñez y adolescencia establecidos en la Convención y generar un cambio en la sociedad sobre cómo se entiende y protege la niñez y adolescencia.

El Código no representa una mera enunciación de derechos, sino que logra sentar las responsabilidades de la familia, la comunidad, el estado y la sociedad en la protección integral de los niños, niñas y adolescentes, y establece los mecanismos y la organización básica para garantizar que los principios del interés superior, el desarrollo integral y la participación de las personas menores de edad constituya un norte ético.

Uno de los mayores aportes del Código, en este sentido, lo representa la creación de un Sistema Nacional de Protección Integral, que agrupa a instituciones gubernamentales, y propicia la organización y la participación de la sociedad civil en la protección de la niñez en los ámbitos nacional y local.

El marco jurídico que sustenta el Código representa un mínimo para la protección integral. Por lo tanto le corresponde al Estado y a la ciudadanía actuar desde la generación de políticas de niñez y adolescencia que dejan de ser marginales al desarrollo global de la sociedad, para plantear dos nuevos desafíos: la prevención como marco de acción y el cumplimiento de los derechos para todos los niños, niñas y adolescentes.

Los retos

La legislación es importante como reflejo de los niveles de conciencia y convivencia social y como norte para propiciar transformaciones significativas y reales. El paso del discurso a la aplicación es el desafío fundamental que enfrentan instrumentos como el Código. Ahora bien, a diez años de vigencia y aplicación del Código aparecen luces y sombras en la realización de los derechos de la niñez y la adolescencia, en la adecuación del marco legislativo e institucional y en cambios culturales consistentes.  En Costa Rica la ley para prohibir el castigo físico de los niños y niñas aún no ha sido aprobado por la Asamblea Legislativa. Urge su aprobación para que esta práctica sea inaceptable en una sociedad altamente respetuosa de los derechos humanos.

Subsisten importantes desigualdades sociales que denotan un menor acceso de la infancia en algunas zonas del país a servicios sociales básicos de calidad. Existen problemas de cobertura y rendimiento en la educación secundaria, y faltan políticas integrales para la primera infancia y la adolescencia, así como insuficiencias estatales y sociales para alcanzar efectivamente la protección de la niñez y la adolescencia indígena, afrodescendiente y migrante en contextos de respeto a la multiculturalidad.

Un desafío que encara el aparato estatal es propiciar una mejor articulación institucional, incluyendo el concurso de otros sectores como las municipalidades, las comunidades, las empresas y los propios niños, niñas y adolescentes. También, es clave que en los próximos años se promueva una mayor participación comunitaria para exigir el cumplimiento de los derechos de la niñez. En efecto, el Sistema Nacional de Protección Integral de los Derechos de la Niñez y la Adolescencia, piedra angular del Código, es una construcción inacabada y pendiente de una mayor organización, financiamiento, regulación y definición de políticas públicas.

Dar un salto cualitativo en la protección de la niñez y adolescencia requiere también hondas transformaciones de orden cultural que permitan revertir las prácticas que vulneran derechos pero son toleradas por una parte importante de la población. Desafíos urgentes en este sentido corresponden a la eliminación del castigo físico como forma de disciplina, el trabajo infantil, la explotación sexual comercial, el abuso y la violencia, que amenazan a los niños, niñas y adolescentes.

Conmemoramos el 6 de febrero como un hito nacional en el cumplimiento de los derechos de la niñez y adolescencia, pero entendemos que el trabajo y la lucha para construir un mundo apropiado para los niños, niñas y adolescentes no han terminado aún.

Para mayor información y entravistas:

Xinia Miranda, Oficial de Comunicación y Alianzas, UNICEF Costa Rica, 296 2034  xmiranda@unicef.org
Michael Martin, Comunicación y Alianzas, UNICEF Costa Rica, 875 6359  mimartin@unicef.org

 

 

 
Search:

 Envíe este artículo por correo electrónico

unite for children