Protección de los Derechos de la Niñez

Protección de Derechos de la Niñez

Trabajo infantil en Bolivia

UNICEF en acción

 

Archivo Histórico de la Alianza Boliviana con la Niñez y Adolescencia

Entrega del Decálogo Nacional

Uno de los representantes de los niños, niñas y adolecentes de la Alianza, Jorge Chávez preparó el siguiente discurso para el momento de la entrega del Decálogo Nacional al Presidente de la Nación:

“ Se ha conformado en nuestro país la Alianza Boliviana con la Niñez y la Adolescencia, donde hemos participado más de mil quinientos jóvenes, niños y adolescentes reunidos con un solo sentimiento y objetivo en nuestros corazones que es el de ver, trabajar y luchar por una mañana mejor para nosotros.

… Después de muchas actividades departamentales  y nacionales durante estos meses hemos elaborado un Decálogo Nacional, el cual vamos a hacer entrega el día de hoy al Señor Presidente, para que junto con todas las autoridades gubernamentales comprometan su participación en hacer cumplir nuestros derechos y velar por nuestros intereses superiores, tal y como aparece en nuestra Constitución y en la Convención de los Derechos del Niño.

… Siempre he pensado en qué podría hacer cuando fuera adulto, pero mi padre un día me dijó: “los jóvenes no son el futuro de Bolivia, son el presente”y ahí pude entender que lo que debía hacer, lo debía hacer ahora. Como dice aquella célebre frase “educa al niño hoy y no castigarás al adulto de mañana”.

Doy gracias a UNICEF, a las ONG’s y al Gobierno por su participación en ayudar a conformar esta Alianza, y los invito a todos a ser parte de ella para luchar por nosotros los bolivianos, invirtiendo en nosotros, me refiero a niños, niñas y adolescentes. Porque, como dice la Biblia: “Todo lo que la humanidad siembre, eso también cosechará”.

Que Dios conceda sabiduría a nuestros gobernantes y a nosotros nos añada fuerza para seguir luchando por esto. Todo cambio no es sencillo cuando estamos buscando un bien. Que toda Bolivia forme parte de esta Alianza. Señor Presidente, sus niños, niñas, adolescentes y jóvenes tenemos el privilegio de hacerle entrega del siguinete Decálogo:

El Decálogo Nacional

Los representantes de los niños, niñas y adolescentes de todos los departamentos del país y la ciudad de El Alto se reunieron, en agosto del 2001, en un encuentro nacional. Era el primer Taller Nacional de la Alianza Boliviana con la Niñez y la Adolescencia.

El resultado del encuentro: los niños consensuan el DECÁLOGO NACIONAL, un resumen de los diez derechos que los niños, niñas y adolescentes bolivianos consideran prioritarios para su desarrollo.

Los niños, niñas y adolescentes de Bolivia reivindican:  1. Derecho a la Vida: este derecho es el más importante pero, es el que menos se cumple. Los niños, niñas y adolescentes tenemos derecho a nacer, a mantenernos con vida y a una vida digna.
2. Derecho a que se cumplan nuestros derechos: todos hablan de que somos el mañana pero no se acuerdan de nuestro presente. No se trata de inventar más leyes o de crear por arte de magia un mundo nuevo, sólo debemos respetar la Convención de los Derechos de la Niñez y velar para que se cumpla.
3. Derecho a la Educación: en algunas escuelas no tienen materiales y su infraestructura es mala. Nuestros profesores no están capacitados. El calendario escolar debe tomar en cuenta las diferencias entre el área urbana y el área rural. Las niñas tienen que tener las mismas oportunidades que los niños. Las escuelas deben tener en cuenta las necesidades de los niños y niñas discapacitados.
4. Derecho a la salud: en Bolivia demasiados niños mueren de enfermedades que pueden prevenirse.
5. Derecho a la protección: muchos niños, niñas y adolescentes de nuestro país diariamente afrontan situaciones de violencia y abuso dentro y fuera de sus casas. Existen leyes, pero no se cumplen. Hay instituciones que pueden ayudarnos pero no las conocemos.
6. Derecho a preservar y proteger el medio ambiente: nosotros, los niños, niñas y adolescentes somos parte de este planeta. Debemos preocuparnos activamente por cuidarlo y los adultos deben ayudarnos a sensibilizar a la población y a sancionar a quienes infrinjan la ley.
7. Derecho a una identidad: los niños, niñas y adolescentes tenemos derecho a una nacionalidad, a un nombre y a dos apellidos, a una cultura y a un idioma. Debemos recordar que en Bolivia conviven diferentes culturas y es nuestra responsabilidad cuidar que todos sean representados por igual.
8. Derecho a la libertad de expresión: los niños, niñas y adolescentes tenemos derechos a organizarnos para promover nuestros derechos y a estar informados sobre aquellos temas que nos afectan. Para que podamos hacer eso, los medios de comunicación y la sociedad deben tomar en cuenta nuestras opiniones, criterios y sentimientos.                                                                    9. Derecho a no ser discriminados: con este derecho, los niños, niñas y adolescentes buscamos la igualdad de todos y todas para que Bolivia sea mejor. No podemos discriminar a las personas por su sexo, idioma o cultura.
10. Derecho a la familia: como niños, niñas y adolescentes sabemos que tener una familia es muy importante para nuestro crecimiento personal, moral y sentimental. Debido a la pobreza y a la crisis económica muchas familias se desintegran, quedando muchos niños, niñas y adolescentes abandonados. No debemos permitir que esto continúe.

FORO CON LOS CANDIDATOS POLÍTICOS A PRESIDENTES Y VICEPRESIDENTES EN LA CONTIENDA ELECTORAL BOLIVIANA

El 30 de junio del 2002, Bolivia celebraba elecciones presidenciales y legislativas. Aprovechando este momento de renovación democrática, la Alianza Boliviana con la Niñez y la Adolescencia (ABNA) promovió la celebración del Foro “Niñez y Adolescencia en la Agenda Política”.

La ABNA invitó a los Candidatos a la Presidencia y Vicepresidencia de todos los partidos políticos a participar. El evento fue el 17 de junio, de 15:00 a 20:00 horas, en el Auditorio del Palacio de Comunicaciones de la ciudad de La Paz

La celebración del Foro respondía a la urgente necesidad de lograr el establecimiento de un verdadero diálogo intergeneracional y nacional. Nunca antes en Bolivia niños, niñas y adolescentes se habían reunido con políticos para dialogar de igual a igual.

El objetivo era lograr que los políticos firmasen públicamente un compromiso para que, durante su mandato, llevasen a cabo medidas que posibiliten el cumplimiento de los derechos de la niñez en Bolivia.

Llegado el gran día, la mayoría de los 11 partidos políticos atendieron la convocatoria y enviaron a sus candidatos a la Vicepresidencia como representantes. La excepción fue el partido socialista, que estuvo representado por su candidato a la Presidencia. Únicamente tres agrupaciones políticas estuvieron ausentes.

Finalmente, el evento cumplió con su objetivo. Los políticos se comprometieron a:

· Diseñar políticas sociales públicas contempladas en el Código Niño, Niña y Adolescente.
· Elaborar propuestas para generar los recursos necesarios para impulsar esas políticas públicas.
· Incorporar en la reforma a la Constitución Política del Estado los derechos de la niñez y adolescencia como un régimen especial.

Asimismo, se comprometieron a establecer metas a corto y largo plazo para cumplir con el compromiso.

SESIÓN ESPECIAL EN FAVOR DE LA INFANCIA DE LA ASAMBLEA GENERAL DE NACIONES UNIDAS

Los niños, niñas y adolescentes de la Alianza Boliviana con la Niñez y la Adolescencia (ABNA) eligieron a dos compañeros para que representen a la infancia boliviana en el Foro de la Niñez, celebrado durante la Sesión Especial en favor de la Infancia de la Asamblea General de las Naciones Unidas. La elección tuvo lugar en un Taller Nacional realizado en agosto del 2001.

Gabriela Azurduy, de 12 años, y Jorge Chávez, de 15 años, viajaron a Nueva York y participaron en el Foro de la Niñez, que se celebró del 5 al 7 de mayo del 2002, en el marco de la Sesión Especial en favor de la Infancia.

La Sesión Especial, celebrada del 8 al 10 de mayo del 2002, fue una reunión de carácter extraordinario convocada por la Asamblea General de las Naciones Unidas, dedicada a los niños, niñas y adolescentes. El evento debió haber tenido lugar del 19 al 21 de septiembre del 2001. Sin embargo, fue pospuesto a causa de los trágicos atentados del 11 de septiembre.

Los dos representantes de la infancia boliviana cumplieron un destacado papel en Nueva York.

Los más de 350 niños, niñas y adolescentes de todo el mundo que participaron en el Foro de la Niñez eligieron a Gabriela Azurduy, de Bolivia, y a Audrey Cheynut, representante de Mónaco, para presentar sus conclusiones ante mandatarios y jefes de gobierno en la apertura de la Sesión Especial en favor de la Infancia. Por primera vez en la historia, la voz de los niños era escuchada en la Asamblea General de la ONU. “No somos las fuentes de los problemas. Somos los recursos necesarios para solucionarlos”, declaraba Gabriela.

Por su parte, Jorge Chávez, el otro delegado boliviano, fue elegido como representante de América Latina y el Caribe para participar con mandatarios de la región en las mesas especiales de debate.

El resultado de la Sesión Especial fue el documento “Un mundo apropiado para los niños y las niñas”. El texto define 21 metas y objetivos específicos, en las esferas de la salud, la educación y la protección de la infancia, a lograr durante el próximo decenio. Bolivia, al ratificar el documento, se comprometió a alcanzar estas metas. Para ello, debe elaborar un Plan Nacional de Acción e implementarlo.

Precisamente, de regreso en el país, Gabriela y Jorge pidieron que Bolivia cumpla el recién adquirido acuerdo en favor de la niñez y mostraron su preocupación porque los compromisos “no se queden ahí”.

Campaña "Dí sí por los niños"

Durante la Sesión Especial, el Movimiento Mundial en favor de la Infancia presentó los resultados de la campaña "Dí sí por los niños".

Con la campaña, personas de 110 países mostraron su apoyo con millones de compromisos en los 10 puntos principales para mejorar y proteger la vida de los niños.

El Movimiento Mundial en favor de la Infancia es una iniciativa liderada por Nelson Mandela y Graca Machel. Sus objetivos son:

1. Involucrar a la población mundial en los asuntos que afectan a los niños.

2. Crear presión social en gobiernos para que realicen compromisos que se materialicen en políticas y programas que aseguren la supervivencia, el desarrollo, la protección y la participación de los niños, niñas y adolescentes.

En Bolivia, la votación se llevó a cabo entre marzo y abril de 2002. El número total de participantes fue de 13.029. Los tres principios que recibieron mayor número de votos: educación para todos, eliminación del abuso infantil y la explotación; inversión en la niñez. Los niños, niñas y adolescentes que pertenecen a organizaciones que forman parte de la ABNA fueron quienes votaton en la campaña "Dí sí por los niños".

TALLER  “LA VOZ DE LOS NIÑOS, NIÑAS Y ADOLESCENTES DEL ÁREA RURAL”

Como respuesta a la gran preocupación de la escasa participación de niños, niñas y adolescentes del área rural, la Alianza Boliviana con la Niñez y la Adolescencia (ABNA), del 22 al 24 de noviembre del 2002, realizó un taller que denominó: “La Voz de los Niños, Niñas y Adolescentes del área rural andina”. El propósito era incorporar al movimiento a los niños, niñas y adolescentes del área rural andina, para que participen en la promoción, difusión y defensa de sus derechos.

El encuentro, que tuvo lugar en Cochabamba, reunió a 52 niños, niñas y adolescentes. Los participantes provenían de 26 municipios de Potosí y Cochabamba. Igualmente, asistieron 26 responsables de Defensorías Municipales de la Niñez y Adolescencia y/o educadores, que apoyaron el desarrollo de las actividades.

Los objetivos del Taller fueron:

· Capacitar y formar a los niños, niñas y adolescentes en todo lo concerniente a sus derechos, para que luego los difundan en sus comunidades.
· Aumentar su autoestima, haciéndoles conscientes de que son sujetos de derecho.
· Potenciar sus capacidades de organización.
· Lograr una interacción entre la infancia rural y las Defensorías de sus municipios y las instituciones que velan por su protección y desarrollo integral.

Aprender jugando

El encuentro se desarrolló en un ambiente distendido y lúdico. Se realizaron distintas dinámicas, entre las que destacaron:

· Dinámica de “El espejo”. Se llevó a cabo en un primer momento, para reforzar la autoestima de los participantes. Primero se anunció la entrada a la sala de la persona más importante del evento. Entonces, se pasó un espejo que recorrió los rostros de todas las personas allí presentes. Cada rostro reflejado era el de la persona más importante. En conclusión: todos los asistentes eran igualmente importantes.
· Dinámica “Nos conocemos mejor”. Se realizó después, para propiciar la interacción entre los niños, niñas y adolescentes. Cada participante calcó sobre una hoja el perfil de su mano. Luego la hoja circuló entre los compañeros, los cuales escribieron una cualidad positiva en cada uno de los dedos. El objetivo era que las hojas, una vez completadas, regresasen a su dueño.

También se representaron sociodramas. Los niños, niñas y adolescentes podían escoger entre diferentes ámbitos: salud, familia, escuela y comunidad. También podían representar la actitud de los adultos hacia ellos. Gracias a las representaciones de los niños, se visualizaron las problemáticas existentes en cada una de las esferas: maltrato, abandono, explotación, alcoholismo, carencia de servicios básicos, falta de centros educativos, etc. 

Finalmente, hubo tiempo para la fiesta. Los niños, niñas y adolescentes demostraron sus habilidades de baile y se divirtieron con las actuaciones de los mimos, el cuenta cuentos… El taller había concluido, era el momento de la despedida. Los participantes debían retornar a sus municipios y comunidades; pero aquello no era el final, sino el principio de su trabajo. Ahora, debían socializar todo lo que habían aprendido. Había llegado la hora de que todos escuchen su voz.

 

 

 
unite for children