Prensa

Comunicados de prensa 2011

Comunicados de prensa 2010

Opinión del Representante del UNICEF Bolivia

20 Aniversario de la Convención de los Derechos del Niño

Revista HECHOS

Centro de Documentación e Información

Información de contacto

 

El Ministerio de Gobierno inaugura Centro de Privación de Libertad con modelos socio-educativos para adolescentes en conflicto con la ley entre 16 y 21 años

UNICEF aboga por la implementación de políticas públicas y modelos socio-educativos acorde al Código del Niño, Niña y Adolescente, la CDN, la Constitución Política del Estado y las normativas internacionales.

La Paz, 22 de Febrero de 2011.- Hoy martes 22 de febrero, el Ministerio de Gobierno inauguró el Centro Qalauma, el primer espacio de privación de libertad para adolescentes en conflicto con la ley (ACLs) de Bolivia. El centro, destinado a jóvenes de entre 16 y 21 años trabajará con un modelo socio – educativo acorde a la Convención sobre los Derechos del Niño (CDN), el Código del Niño, Niña y Adolescentes, la Ley de Ejecución Penal y Supervisión Penal No 2298, así como otras normativas internacionales.

El centro Qalauma, que contó para su construcción e implementación con la alianza entre el Ministerio de Gobierno, el Obispado de la Diócesis de El Alto y la ONG Progettomondo MLAL, tiene como finalidad la efectiva rehabilitación y reinserción de los ACLs en la sociedad y la familia.

Características del Centro Qalauma
Qalauma tendrá capacidad para albergar a 150 jóvenes (hombres y mujeres), mayoritariamente de las ciudades de El Alto y La Paz, que trabajarán en su rehabilitación integral (psicosocial) para reinsertarse en la sociedad y la familia posteriormente. Trabajarán con el modelo educativo brasilero APAC (Asociación de Protección y Asistencia a los Condenados), que hace especial hincapié en la justicia restaurativa, es decir, este modelo considera a los ACLs como un grupo de población en proceso de rehabilitación, que merece respeto a sus derechos y una oportunidad de reintegración familiar, educativa y social.

Las instalaciones del centro contarán con las siguientes áreas: administrativa, dormitorios, de terapia especial, trabajo, educativa, recreativa y de espiritualidad. Asimismo, contarán con la presencia de un equipo multi- disciplinario suficientemente especializado, que trabajará de un modo integral con los ACLs.

La financiación del proyecto corrió a cargo del Movimiento Laico para América Latina (MLAL) de Italia, junto con el apoyo de instituciones públicas y organizaciones privadas. Una vez inaugurado, la administración estará en manos del Ministerio de Gobierno, con el apoyo técnico del MLAL cual garantizara la sostenibilidad del Centro.

Apoyo de UNICEF
Desde 2006, UNICEF brinda su apoyo en la creación de un Centro de Privación de Libertad para los ACLs, basado en un modelo socioeducativo y acorde a las normativas internacionales y nacionales vigentes en el marco de enfoque de derechos de la infancia.

Asimismo, el Programa País, que establece un acuerdo de cooperación entre el Estado Plurinacional de Bolivia y UNICEF para el periodo 2008-2012, promueve la instauración de un sistema de justicia para los ACLs acorde con su edad y respetuoso de sus derechos.

En este sentido, UNICEF junto con la Mesa de Justicia Juvenil, realizó actividades para la promoción de la opinión pública favorable a la reforma legal sobre justicia juvenil, así como la instauración de un modelo socio-educativo en Bolivia, que se materializa en la inauguración del Centro Qalauma.

En cuestiones de logística, UNICEF contribuyó también con el equipamiento de la biblioteca y otros suministros con el fin de fortalecer sus capacidades individuales y sociales, y favorecer el ejercicio de sus derechos a la recreación, esparcimiento como cualquier joven de su edad y conforme la normativa nacional e internacional establece.

Antecedentes
El proyecto del Centro Qalauma comenzó en 2002, a través de la alianza entre la cooperación de la ONG italiana, Movimiento Laico para América Latina  (MLAL) y el Ministerio de Gobierno, con la finalidad de acoger a los ACLs del Departamento de La Paz, en centros separados de los adultos conforme establece la CDN y el Código del Niño, Niña y Adolescente.

 

 

 

 

 

Mensajes clave

La inauguración del Centro Qalauma supone un paso muy importante en cuestiones de justicia juvenil. No obstante, es muy importante avanzar en la reforma del Código del Niño, Niña y Adolescente, que tenga coherencia con la Constitución Política del Estado y las normativas internacionales. Dicha normativa debe trasladar una mirada integral sobre los derechos de la infancia y la adolescencia, y garantizar la protección de los derechos de los ACL menores de 18 años. Según el Código del Niño, Niña y Adolescente, los jóvenes de entre 12 y 16 años tienen responsabilidad social, mientras que los mayores de 16 tienen responsabilidad penal ordinaria. Aunque el Art. 225 de este Código recoge la protección especial para 16- 21 años.

Desde UNICEF se hace especial énfasis en la privación de libertad como último recurso para los ACL. Por tanto, estas personas deben estar internadas en centros especializados como el Centro Qalauma. En este sentido, UNICEF expresa su compromiso con el Estado Plurinacional de Bolivia para la construcción de medidas alternativas a la privación de libertad, pues muchas veces la respuesta institucional es más violenta que el daño causado por el delito.

Asimismo, a partir de la experiencia del Centro Qalauma, es necesario continuar trabajando por la implementación de centros especializados para los ACL en otros departamentos del país.

Es necesario contar con una política criminal la cual no debe únicamente creación de marcos legales y respuesta punitiva. Una de las finalidades –quizá la más importante- de la Política Criminal es prevención del delito.  En el caso de los ACL la prevención es un asunto complejo, este sobrepasa el ámbito jurídico y encierra también aspectos económicos, sociales y culturales como: la violencia, el desempleo, la drogadicción, la deserción escolar, la desintegración familiar, etc. Aspectos que deben ser analizados y abordados desde una óptica de prevención primaria, enfocada en las causas de problema y no únicamente en la expresión final (el delito) ante lo cual es preciso aunar esfuerzos para dar respuestas eficaz y sostenible en el tiempo, es decir, mediante políticas públicas dirigidas a la niñez y adolescencia priorizando el desarrollo de estrategias de prevención con plena participación de propios adolescentes, la familia y la comunidad, pues está comprobado que las respuestas únicamente punitivas han fracasado.


unite for children