Desarrollo Local Integrado PRODELI

PROGRAMA DE DESARROLLO LOCAL INTEGRADO (PRODELI)

Desarrollo Infantil Integral

Salud comunitaria

Educación intercultural

Agua, saneamiento y medio ambiente

Protección y promoción de los derechos de la niñez, la mujer y los pueblos indígenas

Fortalecimiento municipal y comunitario

 

Experiencias de Desarrollo Infantil Integral en Bolivia

© UNICEF Bolivia/2003
Unicef apoya la capacitación de los padres de familia para lograr el buen desarrollo de los niños y las niñas

Desde el nacimiento, la infancia boliviana es muy vulnerable a multitud de circunstancias que dificultan su desarrollo. Para hacer posible el derecho de los niños y las niñas al mejor comienzo de vida, UNICEF apoya en el país novedosas experiencias de atención infantil integral. Gracias a estas acciones, durante el año 2002 se logró mejorar la calidad de vida de más de 31.000 niños entre cero y seis años.

La mayoría de los niños y niñas en Bolivia se enfrenta desde el nacimiento a multitud de circunstancias que dificultan su desarrollo físico, intelectual y social. El resultado de esta situación es un impacto negativo en el rendimiento escolar- y en el desarrollo físico y mental- de los niños y niñas a partir de los seis años.

Según el Censo Nacional de Población y Vivienda (CNPV), en el año 2001 la población infantil de niños y niñas de entre cero y cinco años era de 1.283.626. Sólo el 27,2 por ciento de los niños de cuatro y más años asistían a centros de educación preescolar: prekinder y kinder (tasa de asistencia bruta de educación preescolar). Los centros prekinder acogen a niños y niñas de cuatro años, y los kinder, a niños y niñas de cinco años. Asimismo, en el caso de los niños y niñas pertenecientes a familias pobres, el porcentaje de asistencia preescolar descendía al 21,5 por ciento. Por otra parte, en el año 2002, según la información disponible en el Programa de Atención a Niños Menores de seis años (PAN), únicamente 58.096 niños y niñas acudían a centros PAN.

De esta forma, el porcentaje de niños y niñas bolivianos menores de seis años que viven en condiciones de pobreza y que se benefician de programas de desarrollo infantil integral es muy bajo- el grupo menos atendido y más vulnerable es el de los niños y niñas de cero a tres años-. Las familias de estos niños y niñas carecen de la preparación y los recursos mínimos necesarios para brindar una adecuada atención y educación a sus hijos e hijas, y para prepararlos para su ingreso a la escuela.

El marco legal

Según señala la Ley de Reforma Educativa, uno de los principales objetivos de la educación inicial en Bolivia es brindar a toda la infancia la oportunidad de disfrutar de un desarrollo integral desde los primeros años de vida. Las instituciones del estado involucradas en la atención de los menores de seis años son: el Ministerio de Educación, el Programa Nacional de Atención al Niño y a la Niña (PAN) y el Ministerio de Salud. Sin embargo, existe en el país una falta de prioridad para impulsar políticas y estrategias de acción, de mediano y largo plazo, en favor de los menores de seis años.

El Código del Niño, Niña y Adolescente boliviano reconoce el derecho de la infancia a la educación desde el nacimiento. Asimismo, la ley establece la obligación del Estado de brindar servicios de educación preescolar a través de guarderías y escuelas.

La Ley de Reforma Educativa también contempla la educación preescolar, que comprende precisamente las edades de cero a seis años, como el primer nivel del sistema educativo. Asimismo, se establecen dos ciclos de educación inicial: uno de cero a cuatro años y otro de cuatro a seis años.

Pese a todo, los esfuerzos y la inversión económica destinada al incremento de la cobertura y calidad de la educación inicial y preescolar aún son deficientes en el país. Con el propósito de insertar el desarrollo infantil integral como una prioridad en las políticas públicas nacionales, UNICEF desarrolla experiencias innovadoras en la materia.

Experiencias novedosas

UNICEF, además de abogar para impulsar el desarrollo integral infantil como prioridad en las políticas públicas nacionales, desarrolla dos tipos de acciones de atención: directas e indirectas. A través de estas experiencias, durante el pasado año 2002 se logró mejorar la calidad de vida de más de 31.000 niños con edades comprendidas entre los cero y seis años (UNICEF).

La modalidad de atención directa consiste en prestar servicios de cuidado infantil directamente en centros. En estos lugares se realiza un control del estado nutricional del niño, a través de la periódica medición del peso y la talla. Igualmente, se evalúa el desarrollo psicosocial del pequeño, a través de la Escala Abreviada de Desarrollo Psicosocial. La escala tiene cuatro componentes: motricidad gruesa, motricidad final, audición y lenguaje, y desarrollo personal y social.

La modalidad indirecta se basa en la educación familiar. Este enfoque reconoce que la familia y su entorno comunitario son los actores principales para lograr el buen desarrollo del niño.

Del WAWA WASI al KHUSKAMANTA WIÑASPA
Las experiencias de modalidad directa que UNICEF apoya son: WAWA WASI y MANITOS:

· Los WAWA WASI (Casa del niño) son centros de Atención Integral a niñas y niños menores de 6 años que viven en zonas rurales indígenas, en los departamentos de Cochabamba y Potosí, con altos índices de pobreza. Los promotores que dirigen el Wawa wasi, y brindan atención integral a los niños y niñas, son elegidos en asamblea por su comunidad y después son capacitados por un equipo técnico de educadores andinos. De esta forma, los promotores cuentan con el reconocimiento y respaldo comunal para desempeñar sus funciones. Asimismo, significa que los niños y niñas reciben una atención adecuada a su cultura: en su propia lengua y adaptada a su realidad.

· MANITOS también son centros de Atención Integral a menores de seis años. A diferencia del anterior proyecto, la población beneficiaria de MANITOS son niños y niñas del área urbana. El Proyecto MANITOS se ejecuta en la ciudad de El Alto, la cual se compone de población migrante. La atención de los centros se adecua a las características particulares de esta ciudad. El Gobierno Municipal de la ciudad de El Alto se ha hecho cargo de la ejecución del proyecto, que cuenta con el apoyo de otros programas del Municipio, como por ejemplo las Defensorías Municipales de la Niñez y la Adolescencia, y de otras ONGs.

Las experiencias de modalidad indirecta que UNICEF apoya son: KALLPA WAWA y KHUSKAMANTA WIÑASPA:

· En los KALLPA WAWA (Aprendiendo en familia) se capacita a padres y madres de familia, que participan en proyectos de alfabetización, en nutrición, salud, protección y educación inicial del niño y la niña. De esta manera mejora la atención en el hogar de los pequeños y, por tanto, su calidad de vida. El proyecto se ejecuta en los departamentos de Cochabamba y Potosí.

· En el proyecto KHUSKAMANTA WIÑASPA (Creciendo con nuestros hijos), al igual que en Kallpa wawa, se capacita a padres y madres de familia, que participan en proyectos de alfabetización, en educación infantil integral de los más pequeños. De nuevo, la familia es la principal protagonista del cuidado de los niños y las niñas. Las promotoras líderes indígenas son las responsables de las capacitaciones – en nutrición, salud, educación y protección-, que se realizan en talleres presenciales. Esta estrategia se coordina con otra complementaria: las visitas al hogar. En las visitas, la promotora orienta actividades sobre cuidado infantil, tomando en cuenta las prácticas de crianza de la familia. Además, las promotoras apoyan a los familiares en el seguimiento del niño. El proyecto se ejecuta en el departamento de Chuquisaca.

Reportaje del: 23 de Septiembre de 20

External links open in a new window and take you to a non-UNICEF web site.

 

 
For every child
Health, Education, Equality, Protection
ADVANCE HUMANITY