Historias de Vida

Historias de vida

Una mujer infectada con el VIH trabaja para prevenir la transmisión del virus de madre al hijo

 

Una mujer infectada con el VIH trabaja para prevenir la transmisión del virus de madre al hijo

© UNICEF/Bolivia/2008
REDBOL es una fundación boliviana que brinda apoyo a las personas que viven con el VIH y que cuenta con el respaldo de UNICEF.

Por Delina Garson

La Paz, Bolivia, 8 de agosto de 2008 - María Isabel es una valiente madre de 23 años de edad que vive con el VIH/SIDA. Al nacer su hijo, se temía que él también estuviera infectado con el VIH. Tras cierta confusión inicial, María Isabel aceptó que se le realizara la prueba del VIH.

"Cuando mi hijo tenía un año y medio, le hicimos la prueba de Elisa (uno de los exámenes de detección del VIH), que dio resultados negativos", explica María Isabel.
Agradecida por que su hijo no tuviera síntomas del VIH, María Isabel regresó a La Paz a vivir en compañía de su familia y comenzó un tratamiento con medicamentos antirretrovirales.

Ayuda a los demás

En el hospital de La Paz, Maria Isabel se puso en contacto con REDBOL, la Red Nacional de Personas que viven con el VIH en Bolivia, una fundación local que ayuda a las personas con VIH mediante las labores de diversos grupos de apoyo y por medio de otras formas de ayuda. REDBOL cuenta con el respaldo de UNICEF.

"Los grupos de apoyo de REDBOL son muy eficaces porque les dan a las personas afectadas esperanzas para que sigan viviendo", explica María Isabel, que al principio del tratamiento se sentía muy aislada. "En Bolivia hay mucha discriminación contra las personas que viven con el VIH/SIDA, especialmente por parte del personal médico, porque muchos de sus integrantes no están preparados ni cuentan con los conocimientos necesarios. De manera que cuando se enteran de que alguien tiene VIH/SIDA, simplemente se niegan a ayudar".

A medida que María Isabel recibía más información sobre el VIH/SIDA en las reuniones de REDBOL, se iba involucrando más y más con la organización. Desde hace dos años realiza trabajo voluntario para la misma, y como parte de sus labores brinda orientación a las mujeres embarazadas sobre la importancia de hacerse la prueba del VIH en el marco de la atención general de la salud prenatal. Además, María Isabel está comprometida con la conquista de la igualdad para las personas que viven con el VIH/SIDA, especialmente las mujeres y los niños.

"La inmensa alegría que sentí me inspiró a brindar a las mujeres embarazadas orientación sobre la prevención de la transmisión vertical y la alimentación de los niños, basándome en parte en mi propia experiencia", comenta.

Los niños pueden nacer sin el virus

Mediante el tratamiento temprano en los primeros meses de vida se puede aumentar de manera notable las tasas de supervivencia infantil. La mayoría de los niños y niñas que viven con el VIH pueden salvarse si reciben oportunamente tratamiento con medicamentos anterretrovirales pediátricos, además de cotrimoxazola, un antibiótico de bajo costo que aumenta las probabilidades de supervivencia de los niños infectados con el VIH.

María Isabel suele visitar la maternidad donde dan a luz las madres infectadas con el VIH, para que conozcan un ejemplo real de alguien que vive con esa infección y para darles esperanzas de que sus hijos pueden nacer libres del virus.

"Hay que seguir adelante porque no se puede retroceder", les aconseja. "Una debe aprender a aceptar que tiene el VIH/SIDA y a vivir con el virus. No es fácil, pero es algo que podemos y debemos hacer por nuestros niños".

Lucia Rovi colaboró desde Nueva York en la elaboración de este artículo.

 

 

 

 

 

Audio

29 de julio de 2008:
Lucia Rovi, corresponsal de UNICEF, conversa con María Isabel, una valiente madre joven que vive con el VIH/SIDA y que realiza trabajo voluntario para ayudar a otros.
 AUDIO escuchar


unite for children