Infancia en Bolivia

Situación de la niñez en Bolivia - Primera parte

Situación de la niñez en Bolivia - Segunda parte

Situación de la mujer en Bolivia

 

Situación de la niñez en Bolivia - Primera parte

© UNICEF Bolivia/2003
Velar por los niños y las niñas de Bolivia es preocuparse por el desarrollo del país

Bolivia es un país con 9.8 millones de habitantes, 327 municipios y 36 grupos etnolingüísticos, que configuran una nación multilingüe y pluricultural de  amplia diversidad de recursos naturales, principalmente reservas de gas. El 50,1% de su población es femenina, 44% es menor de 18 años y el 62% se identifica como indígena (http://www.ine.gov.bo). La  migración por pobreza rural hacia las ciudades convierte crecientemente los hogares rurales en monoparentales sostenidos por mujeres y de la tercera edad a cargo de niños pequeños, lo que profundiza la pobreza rural. 60% del total de la población total y  45% de la población infantil vive en zonas urbanas y peri-urbanas. En los últimos años la migración internacional se ha convertido en  un nuevo fenómeno que se traduce en una nueva fuente de desintegración familiar.

De acuerdo a UDAPE (http://www.udape.gov.bo), en 2006 el 38% de la población total y 49% de la población indígena se encontraba en situación de pobreza extrema, adicionalmente, en 2004, el 69% de los niños hasta los 17 años en situación de pobreza moderada. En el caso de la niñez indígena,  UDAPE estima que el 84% de los niños menores de 5 años y el 90% de 5 a 13 se encontraban en situación de pobreza en 2002 (http://www.udape.gov.bo/revista/IDINA%20-%20UNICEF.pdf). Pese al contexto macroeconómico favorable, las tasas de crecimiento superior al 4% y la reducción de la deuda externa, la economía es vulnerable a variaciones de precios de recursos naturales. La población, principalmente rural, es vulnerable a situaciones de emergencia por los recurrentes desastres naturales. El fenómeno del Niño del 2006/2007 afectó hasta marzo 2007, aproximadamente a 85,000 familias y 145,000 niños en todo el territorio sobrepasando las capacidades nacionales de apoyo y respuesta.

Estimaciones oficiales (http://www.udape.gov.bo/MetasDelMilenio/INDEX.HTM) alcanzará la mayoría de los objetivos del milenio incluidos aquellos referidos a la situación de la niñez, tales como reducir la pobreza extrema, la mortalidad infantil y materna, la desnutrición y las brechas de género en educación. Sin embargo, la población indígena presenta los extremos negativos de los indicadores, principalmente  las mujeres en el área rural, con una tasa de analfabetismo de 43% mientras el total nacional es de 13% (2001). El Comité de los Derechos del Niño observó en 2004 que la implementación del Código del Niño, Niña y Adolescente en 1999 es aún incipiente. Las Defensorías Municipales de la Niñez y Adolescencia registran crecientemente casos de violencia intrafamiliar y de mayor gravedad, en los que más de la mitad de los casos de abuso sexual contra niños han sido cometidos por algún familiar.

Después de cinco años de inestabilidad y crisis política y del modelo de desarrollo económico y social, en enero de 2006 se instaura un nuevo gobierno con el 54% de los votos. La Asamblea Constituyente redactó una nueva Constitución que deberá ser puesta a consideración de la población boliviana en un Referendum. Las principales demandas de los movimientos sociales representados por el partido de Gobierno son el reconocimiento de territorios indígenas, autonomías indígenas, una nueva institucionalidad del Estado como promotor del desarrollo y la participación directa de la población mediante formas tradicionales de organización económica, política y social. Estos temas se debaten en medio de una marcada polarización entre regiones que demandan autonomías departamentales para la administración de recursos.

El Plan Nacional de Desarrollo 2006-2010 propone cambiar el modelo de desarrollo económico, político y social para establecer un Estado social, comunitario y participativo. Incluye la definición de políticas nacionales con un enfoque integral e intersectorial sobre  la niñez en cuanto al combate a la desnutrición, el analfabetismo y la violencia.

Los principales desafíos del Plan de Desarrollo en relación a la infancia son acelerar la reducción de las tasas de mortalidad infantil y materna, que bajaron de 89 a 54 por mil nacidos vivos entre 1989 y 2003, aunque se observa una tasa de 94 por mil nacidos vivos en la población indígena, y de 390 a 229 por cien mil nacidos vivos entre 1994 y 2003, respectivamente. A pesar de contar con un Seguro Universal Materno Infantil que contribuye a que el 61% de partos sea atendido por personal calificado (52% en población indígena), las principales causas de muerte infantil son prevenibles y el 50% ocurren en los primeros 28 días. La tasa de desnutrición crónica en menores de tres años se ha mantenido en alrededor del 25% desde 1998 y en 2003, sólo el 55% de la población indígena accedía a agua por cañería y 54% disponía de saneamiento básico. La atención del desarrollo infantil no supera la cobertura del 7% de los menores de 6 años y la educación preescolar desde los 5 años atiende a la mitad de esa población. Hay avances significativos en el registro de nacimientos que alcanza el 82% en menores de 5 años pero aún presentan deficiencias en el registro del recién nacido.

 

 

 

 

Informe Temático sobre Desarrollo Humano - Niños, niñas y adolescentes en Bolivia - 4 millones de actores del desarrollo


Índice Municipal de Desarrollo de la Niñez, la Infancia y la Adolescencia


unite for children