Comunicación

Comunicados 2014

Campañas

Historias de Vida

Herramientas para comunicadores y periodistas

Contacto de prensa

Galería de videos

Galería de fotos

 

UNICEF distribuye suministros de emergencia para miles de afectados por el tifón en Filipinas

Buenos Aires, 15 de noviembre de 2013.- UNICEF realizó nuevos envíos de suministros de emergencia para los afectados por el tifón Haiyan, en Filipinas. La ayuda llegó a la ciudad de Tacloban, donde  en los próximos días se distribuirán suministros para proporcionar agua, y a la localidad de Roxas, que recibirá pastillas potabilizadoras, un tanque de agua y materiales para instalar letrinas. En las próximas horas llegarán medicamentos.

UNICEF Argentina habilitó dos canales para recibir donaciones en dinero y ayudar a los chicos afectados por el tifón: vía internet en www.unicef.org.ar/filipinas y/o llamando al 0-810-333-4455.

La buena noticia es que la ayuda está llegando”, señaló desde Manila Chris de Bono, Jefe Regional de Comunicación de UNICEF Asia Oriental y el Pacífico. “Los suministros de agua y saneamiento de UNICEF están en Tacloban, donde ayudarán a evitar que se produzcan brotes de tifus y cólera”, agregó. No obstante, Bono advirtió que el acceso a algunas de las zonas más afectadas continúa siendo muy difícil, lo cual está complicando la distribución de la ayuda.

En los próximos días, el organismo entregará medicamentos para unas 90.000 personas, materiales para dar acceso diario al agua a más de 60.000 y letrinas para 8.500. En tanto, ya se repartieron 1.860 lonas impermeables y 72 tiendas de campaña para ser utilizadas como escuelas o espacios seguros para los niños y en Tacloban, una de las zonas más afectadas por el tifón, se instalaron cerca de un centenar de  letrinas portátiles. Más de 13.000 familias recibieron asistencia directa y suministros como tabletas potabilizadoras de agua, lonas, jabón, kits médicos y suplementos alimentarios.

A pocos días de la tragedia, UNICEF hizo un llamamiento por 34 millones de dólares para prestar asistencia a los 4 millones de niños de Filipinas afectados por el tifón. El llamamiento es una primera estimación de la ayuda que se necesita para que los chicos y sus familias comiencen a recuperarse, y se espera que cubra los seis primeros meses de trabajo.  

Haiyan arrasó los servicios de agua, saneamiento e higiene: la mayoría de las tuberías está inundada y la falta de electricidad imposibilita las tareas de bombeo y potabilización. El tifón también afectó muchos establecimientos de salud y clínicas obstétricas; los hospitales están colapsados y hay amenazas concretas de aumento de la mortalidad de las madres y los recién nacidos.

Alrededor de 100.000 de niños menores de cinco años y 60.000 mujeres embarazadas o lactantes fueron desplazadas. Una interrupción en los hábitos de alimentación de las madres y de los niños, como la lactancia materna, combinada con los daños que se han producido en los sistemas de agua y saneamiento, podrían agravar el riesgo de desnutrición de los niños más pequeños, especialmente en las zonas más pobres.

Respuesta de UNICEF:
 
•    La oficina de UNICEF en Filipinas está trasladando actualmente 10.000 paquetes de tabletas de purificación del agua, 3.000 kits de higiene y 2 unidades de depuración de agua.

•    La oficina de UNICEF en Copenhague está enviando más de 20 generadores para dotar de electricidad a las plantas potabilizadoras y adquirió a nivel local tabletas para purificar 6,3 millones de litros de agua.

•    Especialistas en higiene proporcionan asesoramiento técnico sobre letrinas alternativas apropiadas y la eliminación, sin riesgos, de residuos sólidos y líquidos, así como un seguimiento de la situación en materia de agua para evitar el avance de brotes de enfermedades.

•    Se están estableciendo centros de alimentación terapéutica para el tratamiento de la desnutrición aguda de los niños. También están en camino alimentos terapéuticos listos para su uso (pasta de maní) y 1,35 millones de bolsitas de polvo de micronutrientes.

•    Se distribuyeron 1.860 lonas –reforzadas con láminas de plástico– y 72 tiendas de campaña que se pueden utilizar como escuelas o lugares seguros. UNICEF busca financiación para establecer espacios de aprendizaje sin riesgo, para que los chicos vuelvan a estudiar, y establecer programas de recuperación psicosocial para que superen el trauma a través del juego y el arte.

•    UNICEF trabaja con las autoridades locales para identificar y registrar a los niños separados de sus familias en el desplazamiento.
 
Contacto:


María José Ravalli, Especialista en Comunicación de UNICEF.
Of. 5789-9100 | mjravalli@unicef.org

Natalia L. Calisti, Comunicación/Medios UNICEF.
Of. 5789-9100 int. 144 | Móvil: (011) 15-2233-4579 | ncalisti@unicef.org  

 

 
unite for children