Comunicación

Comunicados 2014

Campañas

Historias de Vida

Herramientas para comunicadores y periodistas

Contacto de prensa

Galería de videos

Galería de fotos

 

26 Gobiernos firman la 'Declaración de Panamá' para eliminar las desigualdades de salud en América Latina y el Caribe

Fin de las muertes maternas e infantiles prevenibles como prioridad en conferencia regional de alto nivel

Ciudad de Panamá, 10 de septiembre de 2013 –

Hoy en la conferencia> Una Promesa Renovada para las Américas, 26 ministros de Salud de América Latina y el Caribe y siete asociados internacionales firmaron el compromiso llamado ‘Declaración de Panamá’

para prevenir y dar fin a todas las muertes maternas e infantiles prevenibles antes del año 2035. La ‘Declaración de Panamá’ es un llamado a la acción para la región ya que la salud de las madres y niños no debería ser determinada por su grupo étnico o status económico, y hace parte del compromiso global para la supervivencia infantil Una Promesa Renovada. Este es uno de los acuerdos más importantes entre gobiernos de las Américas y agencias internacionales en cuanto a la lucha para dar fin a las muertes maternas e infantiles prevenibles en la región, que está directamente alineado con los Objetivos de Desarrollo del Milenio en esta materia.

"Ahora es fundamental galvanizar los esfuerzos y movilizar los recursos de la Región para acelerar el logro de los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM) y la Agenda para el desarrollo después de 2015" - La Declaración de Panamá

América Latina y el Caribe han progresado de manera significativa en la reducción de la mortalidad materno-infantil, más que otras regiones en desarrollo del mundo. Sin embargo, aún prevalecen grandes desigualdades en salud materno-infantil para grupos en situación de pobreza, indígenas, rurales, y otros en desventaja. En esta región, un 48% de las muertes en menores de 5 años son neonatales, 31% se deben a infecciones, y un 29% obedecen a asfixia del parto — y casi todas son prevenibles. En promedio, más del 95% de los niños indígenas están desnutridos; el retraso en el crecimiento prevalece en un 20% de los casos; y su expectativa de vida es de entre 7 y 13 años menos que el promedio nacional.

Con este compromiso, cada país y asociado internacional acuerda trabajar en pro de la finalización de las  desigualdades socio-económicas y étnicas en resultados de salud, con las siguientes acciones:

1. Establecer planes y estrategias nacionales usando investigaciones de salud basadas en la evidencia

2. Promover la cobertura universal en materia de salud

3. Expandir la cooperación regional y aumentar las alianzas estratégicas

4. Movilizar el liderazgo político

5. Desarrollar una Hoja de Ruta para marcar y reportar progreso

En los próximos dos días de la conferencia Una Promesa Renovada para las Américas, Gobiernos, organizaciones sin fines de lucro, organizaciones religiosas y organizaciones internacionales de la salud; el sector privado y donadores internacionales utilizaran esta declaración como marco para generar compromiso y mecanismos para trabajar unidos para mejorar la salud y la supervivencia de los niños en la región de América Latina. Un mapa de acción para la región se presentará en la clausura de la conferencia el 12 de septiembre.

La reunión está organizada por el Gobierno de Panamá. Los socios patrocinadores son: el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), la Organización Panamericana de la Salud / Organización Mundial de la Salud (OPS/OMS), la Iniciativa de Salud Mesoamérica 2015 (SM2015), el Programa Conjunto de las Naciones Unidas sobre el VIH/SIDA (ONUSIDA), el Fondo de Población de Naciones Unidas (UNFPA), el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID) y el Banco Mundial.

 

 

 
unite for children