Comunicación

Comunicados 2014

Campañas

Historias de Vida

Herramientas para comunicadores y periodistas

Contacto de prensa

Galería de videos

Galería de fotos

 

UNICEF Y SENNAF presentan un estudio sobre la situación de los niños, niñas y adolescentes sin cuidados parentales

UNICEF y la Secretaría Nacional de Niñez, Adolescencia y Familia (SENNAF) presentó esta tarde “Situación de niños, niñas y adolescentes sin cuidados parentales en la República Argentina”, un estudio inédito en el país. Un equipo de especialistas de la SENNAF y UNICEF relevó por primera vez, entre junio de 2010 y junio de 2011, las 23 provincias del país y Ciudad Autónoma de Buenos Aires para cuantificar la cantidad de chicos y chicas que vive en instituciones e indagar sobre las causas que llevaron a separarlos de sus familias , las condiciones en las que se encuentran los lugares que los albergan y la formación técnica del personal, así como también conocer el nivel de acceso a la salud y educación de los niños y niñas en esa situación y de las familias de acogimiento que cuidan de ellos, entre otras cuestiones.

La mayoría de los niños, las niñas y adolescentes que ingresa a un hogar de puertas abiertas o a un programa de protección de derechos como las familias de acogimiento, ha sufrido en su casa una situación de violencia doméstica o maltrato grave, según este relevamiento.

De acuerdo con el estudio, en Argentina hay 14.675 niños, niñas y adolescentes sin cuidados parentales esto es, chicos y chicas que por algún motivo no viven con sus familias de origen e ingresan a una institución de puertas abiertas o a un programa  cuidado familiar, hasta que se resuelve el conflicto que los alejó de su casa y pueden volver, o son adoptados por otra familia, o cumplen la mayoría de edad y se independizan.

Las principales causas de ingreso a estas instituciones o programas alternativos de cuidado familiar son la violencia doméstica y el maltrato: el 44% de los chicos y chicas sin cuidados parentales se alejó o fue separado  de su hogar por esta razón. En segunda instancia se ubica el abandono, que explica el 31% de las intervenciones, y en tercer lugar el abuso, con el 13%.

La Ciudad Autónoma y la Provincia de Buenos Aires son las regiones que concentran la mayor cantidad de chicos y chicas en esta situación, con el 49% de los casos. Le sigue el NEA (Formosa, Chaco, Corrientes y Misiones) con el 20%; las provincias del Centro del país (Córdoba, Santa Fe, Entre Ríos y La Pampa) con el 12%;  Cuyo (Mendoza, San Juan y San Luis) con el 8%; Patagonia (Neuquén, Río Negro, Santa Cruz, Chubut y Tierra del Fuego) con el 6%; y el NOA (Jujuy, Salta, Tucumán, Catamarca, La Rioja y Santiago del Estero) con el 5%.

En tanto país federal, cada provincia establece sus programas de protección de acuerdo a los lineamientos que establecen las leyes locales. No obstante, el equipo de la SENNAF y UNICEF detectó tres modalidades generalizadas: las instituciones públicas, que trabajan con recursos edilicios, humanos y económicos del Estado; las instituciones privadas; y los sistemas de cuidado familiar o familias de acogimiento, de gestión pública o privada.

En Argentina, el 64% de los chicos está alojado en una institución privada que en el 88% de los casos tiene un convenio con el Estado provincial, nacional o municipal que gira fondos, presta recursos y oficia como organismo controlador. Los investigadores advirtieron sobre el 12% restante de las instituciones, de carácter netamente privado donde el Estado no tiene ningún tipo de injerencia ni poder de control.

Más de la mitad de los chicos y las chicas sin cuidados parentales egresa de la institución o del programa de acogimiento familiar  que lo contiene y vuelve a su casa porque se resuelve el conflicto familiar que provocó su separación  o se muda con un tío, una tía, un abuelo, una abuela o una persona cercana a sus afectos que lo recibe. Los especialistas de UNICEF y la SENNAF llaman a esta instancia vinculación familiar y señalan que la familia no sólo contempla a la mamá y el papá, sino que se extiende a parientes cercanos, a vecinos y personas del entorno emocional de los chicos, lo que se denomina familia ampliada.

La segunda causa de egreso es la mayoría de edad y presenta uno de los mayores desafíos para el Estado y para toda la sociedad: el 20% de los chicos y las chicas que cumplen 18 años se va del hogar, sea público o privado, sin un proyecto autónomo de estudio y/o trabajo. Sólo el 7% de estos chicos que cumplen 18 y debe dejar la institución tiene planes al salir.

La tercera causa de egreso son las adopciones que incluyen al 8% de los niños y las niñas y la cuarta el abandono del programa, que abarca el 7% del total.

La proporción de varones y mujeres menores de 18 años sin cuidados parentales es muy pareja: el 49% son chicas y el 51% chicos. En cuanto a la edad, el estudio reveló que la mayoría son adolescentes: el 44% tiene entre 13 y 18 años, el 29% entre 6 y 12, y el 26% restante entre 0 y 5.

En términos generales, los especialistas de SENNAF y UNICEF concluyeron que las condiciones de alojamiento han mejorado en este último tiempo, y que se está trabajando en las instituciones para seguir garantizando el  derecho a la salud, educación, documentación y demás derechos sociales como la Asignación Universal por Hijo y pensiones asistenciales en caso de discapacidad, siendo una tarea fundamental el acompañar a las provincias en lo que implica el desafío de la  transformación de las instituciones para mejorar la protección de los derechos de los chicos .  

No obstante advirtieron que “en algunos casos, los tiempos de permanencia en las instituciones son prolongados” y una medida que debería ser temporaria, como indica la Ley 26.061, se vuelve definitiva.- El desafío continúa siendo poder acompañar a estos niños y niñas para que la situación original sea revertida, y  garantizar la protección de sus derechos, en especial, el derecho a la convivencia familiar y comunitaria.

 

Mejorar el sistema de protección, y superar los prejuicios, dos desafíos para mejorar el sistema

Mejorar el sistema de protección y superar los prejuicios existentes que circulan en el Poder judicial y en los órganos de aplicación de la ley 26.061, así como en la comunidad toda sobre las familias de origen de los chicos que asisten son sólo algunos de los desafíos que el equipo de especialistas de SENNAF y UNICEF identificó durante las entrevistas que componen el estudio “Situación de niños, niñas y adolescentes sin cuidados parentales en la República Argentina”.  

“Se ha escuchado con frecuencia que la modalidad de acogimiento familiar es superadora respecto de otras modalidades de cuidado institucional y que el Poder Judicial ‘descansa’ cuando un niño permanece con una familia de acogimiento”, afirmaron los investigadores. Una de las consecuencias más visibles de este “descanso” es que el tiempo de permanencia en la familia de acogimiento se prolonga  “sin resolver la situación del niño en forma definitiva”.

Durante el estudio también de detectaron ciertos prejuicios por parte de algunos profesionales y de las familias cuidadoras en contra de las familias biológicas de los chicos porque estas últimas “no respondían a un modelo de familia ‘ideal’”. Los especialistas encontraron que en algunos casos se esconde el deseo de adoptar, un anhelo que contradice la finalidad del programa que apunta a la vinculación con la familia de origen , en todos los casos en los que ésta sea posible, y que puede prolongar la estadía más de lo debido.

Otro de los desafíos es el egreso de los niños con problemas severos de salud, que encuentran grandes dificultades para dejar la institución y vincularse con su familia de origen, u otra familia que lo aloje, o transitar un proceso de adopción o empezar un proyecto autónomo que debe empezar mucha antes de los 18 años.-

 

La Secretaria Nacional de Niñez, Adolescencia y Familia junto con Unicef frente a los desafíos planteados proponen algunas de las siguientes medidas:

Diseñar protocolos referenciales de intervención que establezcan quién, cómo, cuándo y por qué se toman medidas de protección, en especial aquellas en relación a la separación de los niños de sus familias, de tal modo que se reduzcan los márgenes de discrecionalidad.

  • Impulsar campañas de sensibilización promoviendo el buen trato hacia los niños en los medios masivos de comunicación.
  • Definir estándares de calidad según el tipo de dispositivo de abrigo y de acuerdo con los niños, niñas o adolescentes que allí se alojan, que permitan un acompañamiento y una supervisión basados en pautas comunes que garanticen los derechos de los niños y niñas en estas circunstancias.
  • Promover una normativa a nivel federal que permita que los organismos administrativos de protección estén facultados para la supervisión y el monitoreo de Organismos no Gubernamentales o instituciones privadas que albergan niños, niñas o adolescentes (tengan o no convenio con alguna área estatal)
  • Crear una base nacional de datos estandarizada en el marco del SIIPPNAF sobre la situación de niños, niñas y adolescentes sin cuidados parentales que permita el intercambio periódico de información en relación a la situación actualizada de cada niño y niña.
  • Promover la adopción de niños, niñas y adolescentes cuando se hubiese agotado toda posibilidad de vinculación con la familia de origen, teniendo en cuenta sus tiempos vitales.


Contacto de prensa:

Jefatura de Asesores de Gabinete (SENNAF)
(011) 4338-5890 | jgabinete@senaf.gob.ar.
Tte. Gral. Perón 524, C.A.B.A.

María José Ravalli, Especialista en Comunicación de UNICEF. 
(011) 5093-7100
mjravalli@unicef.org 

 

 

 

 

Situación de los niños, niñas y adolescentes sin cuidados parentales en la República Argentina

Este estudio presenta un relevamiento Nacional y propuestas  para la promoción y el fortalecimiento del derecho a la convencia familar y comunitaria.

Publicado en: Junio de 2012

Descargar [PDF]


unite for children