Comunicación

Comunicados 2014

Campañas

Historias de Vida

Herramientas para comunicadores y periodistas

Contacto de prensa

Galería de videos

Galería de fotos

 

Pequeñas victorias para los niños de Haití dos años después del terremoto

PUERTO PRÍNCIPE, 9 de enero de 2012 – UNICEF lanza hoy un informe que muestra que dos años después del terremoto que asoló parte de Haití, la situación de los niños en el país va mejorando lentamente, aunque aún persisten retos cruciales.

Según el informe, hay claras evidencias de mejoras y progreso para la infancia, particularmente en las áreas de educación, salud, nutrición y protección infantil.

UNICEF ha contribuido a que más de 750.000 niños vuelvan a la escuela, de los que unos 80.000 asisten ahora a clase en 193 escuelas seguras y resistentes a sísmos construidas por la organización. Más de 120.000 niños disfrutan del juego en 520 espacios amigos de la infancia. Más de 15.000 niños con desnutrición han recibido asistencia vital en 314 programas de alimentación terapéutica que apoya UNICEF, y 95 comunidades rurales han emprendido nuevos programas de mejora del saneamiento.

En el área de protección infantil, un gran paso ha sido que el gobierno de Haití ha reforzado su marco legal para los niños que viven en instituciones. Antes del terremoto el gobierno no sabía cuántos niños vivían en instituciones – o ni siquiera dónde estaban. Ahora, con el apoyo de  UNICEF, se ha lanzado el primer Directorio de Centros Residenciales de Asistencia; hasta el momento han sido evaluados más de la mitad de los 650 centros del país; y han sido inscritos más de 13.400 niños, de los 50.000 que se calcula que viven en centros residenciales. El gobierno también ha firmado el Convenio de la Haya sobre Adopción Internacional, que protege los derechos de los niños, sus padres biológicos, y los padres adoptivos, estableciendo unos estándares básicos para las adopciones.

"Hay evidencias de pequeñas victorias en todas partes, aunque todavía hay serias lagunas y deficiencias en las estructuras básicas de gobierno de Haití,” ha dicho Françoise Gruloos-Ackermans, representante de UNICEF en Haití. “No nos equivoquemos: el país sigue en una situación frágil, acosado por la pobreza crónica y el subdesarrollo. Sus débiles instituciones dejan a los niños vulnerables ante cambios bruscos y el impacto del desastre”.

El informe señala que la mayoría de los 4.316.000 niños menores de 18 años aún tienen opciones limitadas para su supervivencia, desarrollo y protección. Aunque han iniciado 2012 con un nuevo gobierno largamente esperado y un presupuesto nacional, la infancia está afectada por los variados retos que persisten para un país en el que las cicatrices del desastre aún son visibles en las infraestructuras, las instituciones y los sistemas sociales. Más de medio millón de personas viven todavía en más de 800 diferentes áreas de desplazados en toda la zona afectada por el terremoto. Alrededor de un 77% vivía de alquiler antes del terremoto, lo que significa que la mayoría no tiene hogares a los que regresar. El brote de cólera que se produjo tras el terremoto sigue suponiendo una carga adicional para servicios e infraestructuras ya severamente limitados.

“El país necesitará apoyo firme y fuerte para superar los retos que aún afronta”, ha señalado Gruloos-Ackermans. “Mientras la cifra de muertes y el nivel de destrucción por el terremoto fueron sin par en los tiempos modernos, los recursos movilizados tras el desastre también fueron excepcionales,” añadió. “Juntos presentan una oportunidad única en la vida para situar a Haití en una trayectoria que detenga y dé marcha atrás a décadas de degradación y desgobierno.”

En el último año de su programa de transición para la recuperación tras el terremoto, UNICEF sigue implementando simultáneamente una combinación de asistencia humanitaria, desarrollo de capacidades para la reconstrucción institucional y la incidencia política, con el fin de hacer frente a retos agudos y crónicos que impiden el cumplimiento de los derechos de la infancia. Sin embargo, aún faltan fondos. UNICEF necesita 24 millones de dólares para atender necesidades humanitarias inmediatas en 2012 para apoyar a la infancia vulnerable a través de cinco proyectos clave en salud, nutrición, agua y saneamiento, educación, y protección infantil. Otros 30 millones de dólares son necesarios para asistencia al desarrollo a largo plazo.


UNICEF sostiene que mantener a los niños a salvo, saludables y aprendiendo es un objetivo común y compartido por padres, profesores, entidades públicas y privadas, organizaciones religiosas, el nuevo gobierno y otros, en toda la nación. Una amplia gama de aliados trabajamos juntos para innovar, resolver problemas y generar el impulso que lleve a un futuro sostenible para los niños de Haití.


Acerca de UNICEF
UNICEF trabaja sobre el terreno en más de 190 países y territorios para ayudar a los niños a sobrevivir y a desarrollarse desde la primera infancia hasta la adolescencia. El mayor proveedor de vacunas para los países en desarrollo, UNICEF apoya la salud y la nutrición de la infancia, el abastecimiento de agua y saneamiento de calidad, la prestación de educación básica de calidad para todos los niños y niñas y la protección de los niños y niñas contra la violencia, la explotación y el SIDA. UNICEF está financiado en su totalidad por las contribuciones voluntarias de individuos, empresas, fundaciones y gobiernos. Para obtener más información acerca de UNICEF y su trabajo, visite: www.unicef.org/spanish


Para obtener más información, póngase en contacto con:
Jean-Jacques Simon, Jefe de comunicaciones, UNICEF Haití,
móvil.: + 509-3702-3698, 
correo electrónico: jsimon@unicef.org

 

 

 

 

 

Haití - 2 años

Informe a dos años (español) [Descargar]

 

Para colaborar con Haití, ingresá aquí


unite for children