Más sobre UNICEF Argentina

Preguntas frecuentes

Contactos

 

Preguntas frecuentes

¿Qué es UNICEF?

El Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) es un organismo miembro de las Naciones Unidas cuyo mandato es ayudar a los países a cumplir con sus compromisos adquiridos en materia de derechos humanos.

Para llevar adelante su labor, el UNICEF brinda asistencia técnica y financiera a los países con fondos provenientes de los gobiernos que integran el Sistema de Naciones Unidas y otros recaudados a partir de donaciones y de la venta de tarjetas y otros productos.

En este sentido, la cooperación del UNICEF forma parte de la respuesta de la comunidad internacional a la aplicación de los derechos de los niños y las mujeres del mundo. La Convención sobre los derechos del Niño, que reconoce como niño a todo individuo menor de 18 años, ofrece las bases jurídicas de los principios éticos y morales que presiden las acciones de UNICEF.

¿Cuál es la historia de UNICEF?

El UNICEF fue creado el 11 de diciembre de 1946 por las Naciones Unidas a fin de resolver las necesidades urgentes de los niños en Europa y China después de la guerra.

En 1950, su mandato fue ampliado para abordar las necesidades a largo plazo de los niños y de las madres de los países en desarrollo de todo el mundo.

El UNICEF pasó a formar parte integrante del sistema de las Naciones Unidas en 1993. Entonces su nombre se acortó y de Fondo Internacional de Emergencia de las Naciones Unidas para la Infancia se convirtió en Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia, aunque se mantuvo la sigla inicial.

En mayo de 1985 se estableció en Argentina. La primera oficina de UNICEF en el país funcionó en la sede del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) en Buenos Aires.

Desde 1986, ya en sede propia, el UNICEF ha provisto cooperación técnica a los ministerios nacionales, a los gobiernos provinciales y a organizaciones de la sociedad civil en diferentes áreas vinculadas al bienestar de la infancia y adolescencia.

El 20 de noviembre de 1989 la Asamblea General de las Naciones Unidas aprobó la Convención sobre los Derechos del Niño, que entró en vigencia en septiembre de 1990. La Convención se convirtió en el tratado de derechos humanos más aceptado de la historia.
 
En 1990 se realizó La Cumbre Mundial en favor de la Infancia, reunión sin precedentes realizada en la sede de la Naciones Unidas, en Nueva York. Participaron  Jefes de Estado y Gobierno de todo el mundo, se establecieron metas para el decenio en materia de salud, nutrición y educación de los niños. Ese mismo año, el Congreso de la Nación Argentina  ratificó La Convención sobre los Derechos del Niño a través de la ley 23.849.

En 1994 la Asamblea Constituyente incorporó la Convención sobre los Derechos del Niño en la Constitución de la Nación Argentina. Así, la Nación Argentina asumió el compromiso de asegurar que todos los niños y niñas tengan todos los derechos que se encuentran en la Convención, es decir que sean sujetos plenos de derechos.

¿Cuál es la misión de UNICEF?

La Asamblea General de las Naciones Unidas ha confiado al UNICEF el mandato de promover la protección de los derechos del niño, de ayudar a satisfacer sus necesidades básicas y de aumentar las oportunidades que se les ofrecen para que alcancen plenamente sus potencialidades.

El UNICEF se guía por lo dispuesto en la Convención sobre los Derechos del Niño y se esfuerza por conseguir que esos derechos se conviertan en principios éticos perdurables y normas internacionales de conducta hacia los niños.

El UNICEF reitera que la supervivencia, la protección y el desarrollo de los niños son imperativos de desarrollo de carácter universal y forman parte integrante del progreso de la humanidad.

El UNICEF moviliza la voluntad política y los recursos materiales para ayudar a los países, en particular a los países en desarrollo, a garantizar que los niños tengan derechos prioritarios sobre los recursos, y a crear la capacidad de establecer políticas apropiadas y ofrecer servicios para los niños y sus familias.

El UNICEF se empeña en garantizar que se dé protección especial a los niños más desfavorecidos: víctimas de guerra, desastres, extrema pobreza, todas las formas de violencia y explotación y los niños con discapacidades.

El UNICEF responde en las emergencias protegiendo los derechos de los niños. En coordinación con los asociados de las Naciones Unidas y los organismos humanitarios, el UNICEF pone a disposición de las entidades que colaboran con él sus servicios singulares de respuesta rápida para aliviar el sufrimiento de los niños y de las personas responsables de su cuidado.

El UNICEF no es una organización partidista y su cooperación no es discriminatoria; en todo lo que hace, tienen prioridad los niños más desfavorecidos y los países más necesitados.

El UNICEF, por medio de sus programas por países, tiene el objetivo de promover la igualdad de derechos de la mujer y de las niñas y de apoyar su plena participación en el desarrollo político, social y económico de sus comunidades.

El UNICEF trabaja con todos sus colaboradores para el logro de las metas de desarrollo humano sostenible adoptadas por la comunidad mundial y para hacer realidad el sueño de paz y progreso social consagrado en la Carta de las Naciones Unidas.

¿Cuál es la historia de la Convención sobre los Derechos del Niño?

La Convención sobre los Derechos del Niño constituye el marco de la tarea de UNICEF en el país para que todos los derechos de todos los niños, niñas y adolescentes se conozcan, se respeten y se cumplan.

La Convención sobre los Derechos del Niño fue adoptada por la Asamblea de las Naciones Unidas en noviembre de 1989. Ha sido ratificada por 191 países, convirtiéndose en el primer tratado internacional de derechos humanos con una aprobación casi universal.

En la Argentina, el Congreso de la Nación la ratificó en noviembre de 1990 a través de la ley 23.849 y en agosto de 1994 fue incorporada a la Constitución de la Nación.

Cuando la Asamblea Constituyente incorporó la Convención sobre los Derechos del Niño en la Constitución asumió el compromiso de asegurar que todos los niños y niñas tengan todos los derechos que se encuentran en la Convención, es decir que sean sujetos plenos de derechos.

¿Qué es la protección integral de la infancia?

En muchos países de América Latina, incluido la Argentina, todavía hoy las leyes de protección a los niños, niñas y adolescentes en riesgo social responden a la doctrina de la situación irregular.

Esta doctrina coloca a la infancia como objeto pasivo de la intervención del Estado, sin derecho a expresar su opinión respecto a sus necesidades y sentimientos.

Esta posición fue reiteradamente cuestionada por juristas y movimientos sociales y finalmente superada totalmente a partir de la sanción, en 1989, de la Convención sobre los Derechos del Niño. Este instrumento jurídico coloca a la niñez y adolescencia como sujetos plenos de derechos y promueve, junto con otros instrumentos de las Naciones Unidas, la doctrina de la protección integral.

La República Argentina sancionó en 1990 la Convención sobre los Derechos del Niño con fuerza de Ley de la Nación Nº 23.849 y en 1994 la sumó a la Constitución nacional. Sin embargo, a diferencia de otros países latinoamericanos que ya adaptaron sustancialmente su legislación, nuestro país aún sigue rigiéndose por leyes específicas que se encuadran en la doctrina de la situación irregular, contradiciéndose así con la Convención.

Cuando decimos nuestro país, nos referimos tanto a la Ley Nacional 10.903 de Patronato de Menores como a las leyes provinciales y a la Ley Nacional 22.803 de Régimen Penal de la Minoridad que es de fondo y rige para todo el territorio nacional.

 

 

 
unite for children